Una diosa en el horizonte

Publicado: 20 diciembre, 2020 en Amor cabrón, Maldito romanticismo
Etiquetas:, , , , , , , ,

Cuando miro hacia el brumoso y lejano horizonte, hacia las lejanas montañas, siento el acuciante y desasosegante deseo de viajar a ellas. A pesar de que me encuentro en un paraje frondoso, en los mismísimos bosques que tapizan las montañas.
Y eso se debe a que cuando pienso en la lejanía, es porque te evoco.
Cualquier movimiento hacia cualquier lugar, me lleva a la convicción de que me acerca más a ti.
¿Ves, cielo? No miento cuando afirmo que estás en todas las cosas, en todos los lugares.
Cuando te digo diosa, no sonrío. Soy absolutamente profundo, no hay banalidad alguna por muy incrédulo que sea hacia la teología y sus liturgias.
Estás en mi cabeza sin tregua. Y en mi corazón que pierde un latido de tristeza al buscarte en los horizontes todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s