Los chulos de putas, políticos, sacerdotes y la policía tienen las mismas ambiciones y aficiones: vivir a costa del trabajo de otros.
Los chulos facilitan un servicio sexual y se llevan una pasta de sus putas.
Los políticos mienten a las presentes y próximas generaciones con esa basura de “un futuro mejor para ellas” y una mierda para los que respiran ahora.
Los sacerdotes te dicen simplemente: “espera a morir para tener cosa buena”. En definitiva: después de muerto ya hablaremos de tu felicidad.
Y la policía de las “democracias” alardea de respetar derechos y libertades. Mienten como bellacos: acosan, extorsionan, sancionan por nada y dan palizas si se surge la oportunidad. Por el mismo precio, tal vez sea una opción mejor ser negro en USA.
Confía en el proxeneta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s