Si para obtener el don de la invisibilidad la humanidad debe quedarse ciega, que así sea.
Me fascina ese poder y la impunidad que conlleva.
Uno ha de luchar ilusionado para hacer realidad sus sueños.
Los políticos, jueces, sacerdotes, militares y policías son infinitamente más crueles que yo: a la ceguera le suman ruina, tortura y esclavitud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s