Los amores llegan, se instalan, desprenden sus esporas de fantasía y luego, se marchan.
Sin embargo, las esporas siguen actuando en el córtex hasta que te das cuenta, ya demasiado tarde, de que no tienes a quien amar.
Es lo que se conoce como narcosis de amor y se cura extirpando el cerebro.

comentarios
  1. azurea20 dice:

    ¡Madre mía!, pues sin cerebro mal, eh. Ten cuidado que igual te pones mascarilla jajajaja(es una broma)
    Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s