Sinceramente, jamás podría llorar por la puta, a lo sumo diría un amén desganado cuando conociera su muerte.
Estoy seguro de que los otros la llorarán con sincero sentimiento. Y ya sabes, si hay maestros ¿para qué perder el tiempo haciendo tareas complicadas que además, no me dan ningún placer?
Pues eso, amén puta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s