Si no sabe lo que dice, que se calle.
¿Desde cuándo vacunarse es un acto de amor de mierda?
Vacunarse o no es un acto de libertad.
Como ser vegetariano, por ejemplo.
Calla, cura.
No es como excomulgar gente, saquearla, torturarla, quemarla, arruinarla, encarcelarla en su propia casa, obligarla a respirar un aire viciado a través de un bozal insano que pudre el sistema inmunitario y respiratorio. O dejar morir a los enfermos graves negándoles atención médica.
Vacunarse o no, es libertad; no es un negacionismo que ni siquiera existe, algo que se ha inventado el fascismo y todas sus sectas.
El amor es otra cosa, y nada tiene que ver con la Santa Inquisición ni con el Nuevo y Normal Nazismo surgido con el coronavirus.
Amar no requiere ningún pago ni sacrificio de mierda, no se ama por decretos fascistas o mandamientos oportunistas e interesados como exigen las religiones, la economía y las ideologías políticas mierdosas.
Así que, cállate cura, no digas estupideces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s