Aún no es llena; pero transmite con su lechosa luz, la fría y gélida esterilidad que la hace fascinante.
Tan muerta…
Un cadáver brilla redondamente.
Es la única cosa que puede rasgar y conjurar la oscuridad del planeta.
La que con su luz alborota y hace aullar a los locos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s