Es hora de no morir, de aspirar una bocanada de aire gélido y seguir combatiendo ese cáncer que lo hace todo igual: la mediocridad. Toda una galería de decepciones y estupidez que me espera ahí fuera. Amo la lucha que me hiere y hace fuerte. Que me mantiene pobre y absurdamente valiente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s