Posts etiquetados ‘Humor’

Es que el Nuevo y Normal Gobierno Fascista Español del Coronavirus, es incapaz de tener vida sexual plena si no ha conseguido estrangular la más mínima libertad. Especialmente los Caciques Autonómicos que se han erigido en auténticas bestias rabiosas que buscan la dictadura como los cerdos las trufas.
La Sanidad del Fascismo Español se ha creído que es la puta Santísima y sus mandamientos de mierda.
Ellos pueden esnifar toda la cocaína que quieran donde quieran. Tienen espacio, dinero e impunidad de mierda.
Lo siento por los negocios, porque yo no voy a dejar de fumar cuando, como y donde quiera, soy absolutamente alérgico a obedecer a hijos de la gran puta farloperos de mierda.

Y es que el gusto del fascismo por el “arte” es denostable, una hediondez.
La vulgaridad de la decadente sociedad se refleja en fotos facilonas, oportunistas, aburridas, sentimentaloides, solo para menores de un año mental, con la mentira que todo golpe de estado a la libertad lleva como sello identificativo y el enaltecimiento del fascismo por los aplausos de la anodina masa humana mundial, que mugen más que hablan, que lloran más que trabajan, que se cagan más en su ropa que en el cagadero.
En fin, la foto vale para entrenarse con los dardos y quien tenga suerte y dinero con balas.
Vaya mierda… Hay fotogramas en la serie infantil Heidi que tienen mucha más carga emocional. Donde vas a parar… Y hablando de plásticos, en Blade Runner, la muerte a tiros de la replicante con el abrigo de plástico transparente era mucho más dramática y estética. Le da cien vueltas a esta foto de propaganda nazi, que además, tiene la técnica y la presencia de una mala selfi.

Si se ha desmayado después de haber “recibido” la vacuna, no se sabrá jamás.
Es más, si hubiera sido así, antes la acusarán de ser cocainómana y el desmayo el lógico efecto de una sobredosis.
Tal vez, al suspender la “inofensiva” vacuna, alguien de la Europa fascista, con un pequeño dron dotado de una mini cerbatana de aire comprimido, le ha lanzado un casi invisible dardo envenenado en el culo.
Tal desmayo podría ser también por causa de la gran presión del fascismo, ya que la mentira y el acoso desgasta mucho el cerebro por las continuas contradicciones que ha de gestionar: en un rincón del cerebro se han de contener todas esas mentiras, en el otro la realidad y en otro más toda la corrupción; es algo insano tener que mantener toda esa bajeza a raya. Y si no se esforzaran en ese control, nunca sabrían si van a cagar o a mear por la confusión que padecerían.
Sea como sea, mejor para su salud que no haya sido por la vacuna, porque la lotería no toca; pero con los trombos de la vacuna, es fácil llevarse el gordo, el segundo y el tercer premio con un solo boleto; por mucho que mientan de la venenosidad de la aspirina y el paracetamol.

Te meten en la carpa provisional de veterinarios ganaderos, te chutan un jaco de alguna mierda de vaya usted a saber qué y sales más contento que mierda en bote con tu chapa y cartilla verde veterinaria.
Aún no sé como no se le ha ocurrido al Nuevo y Normal Gobierno Fascista Español, hacer tatuajes identificativos tras la oreja. Seguro que pensarían en el chip; pero al disparar un tiro en la cabeza al cabestro que no guarde la prisión nocturna, se estropearía. Los fascistas no requieren mucho cerebro, tan solo armas.

En España alguien grita: ¡Fuego! y los cabestros ponen sus orejas tiesas, unos entienden: “¡Mascarillas gratis!” y el resto: “¡Vacunas!”.
Aprovechando el tirón de la ignorancia y la cobardía generalizadas por el Nuevo y Normal Fascismo Español del Coronavirus, en estrecha colaboración con la prensa prostituida o sobornada por el régimen, han conseguido mediante sus habituales bulos, fijar en el imaginario popular de la cobarde población un importante latiguillo surgido de esa gran campaña de publicidad del fascismo (chino-comunista más exactamente), pro-vacuna de la trombosis contra el coronavirus.
Si por un casual cruzas alguna palabra con cualquiera de los idiotas elegido al azar entre los millones que hay en el territorio español y sus taifas; y afirmas: “Yo no me pongo la puta vacuna para que se me haga un trombo en la punta del nabo”. El idiota te responderá con una velocidad increíble con el lema publicitario doctrinal del fascismo español nuevo y normal, con voz estúpida a través del bozal: “Pues los medicamentos que tienes en tu casa, tienen efectos secundarios más graves, como la aspirina” (sic). Acto seguido esperará una caricia en la cabeza de su amo fascista, que no llegará; porque el gobierno fascista solo decreta prisión, acoso y ruina; no caricias ni ayudas de los fondos europeos (a pesar de que es obvio, los cabestros en su ignorante inocencia, siempre esperan una recompensa por ser mansos y obedientes).
Al escuchar el memorizado dogma doctrinal del fascismo, es normal que te lleves la mano al sobaco buscando una pistola que no tienes para descerrajarle un tiro en la cabeza. Y acto seguido te sumes en la profunda tristeza de que te encuentras en un territorio tan fascista, que jamás permitirán que puedas comprar un arma de fuego para defenderte de tanto estúpido asfixiante.
Es talmente, como si los subnormales cotizaran en bolsa compitiendo dramáticamente con Amazon.
Yo como no hablo con imbéciles no he tenido que soportar que me soltaran el nuevo y normal dogma fascista español, pero sé que se prodiga entre los cabestros con bozal como saludo de buenos días o para pedir el pan en la mesa.
Hay generaciones y generaciones y generaciones y generaciones que jamás deberían haber nacido por un bien del futuro genético de la humanidad.

Al Nuevo y Normal Gobierno Fascista Español le lleva de cráneo el asunto de los bozales, porque se trata del símbolo supremo de la represión, el acoso al ciudadano.
Es la prueba de la ya genética y tradicional sumisión de los españoles. Cuarenta años con un tirano como Franco, es un récord que ninguna otra nación ha podido batir.
Así que por eso hay tanto follón con el bozal, buscan las maneras más burdas para seguir imponiéndolo, es simple, el fascismo adora todo fetiche de sumisión como los sadomasos adoran el collar en el esclavo.

Los caciques autonómicos piden a su caudillo más prisión para la ciudadanía, estaba cantado, cuando los cerdos prueban la sangre no quieren otra cosa. El Nuevo y Normal Gobierno Fascista Español del Coronavirus, suda mierda por todos sus poros frotándose las manos con lascivia.
Era lo peor que podía ocurrir: vivir en España, país de rancia tradición dictatorial y donde los caudillos y generalísimos tienen la vida más larga de todas las dictaduras del mundo.
España y sus taifas autonómicas son un verdadero estercolero de la libertad más elemental. Un sistema judicial corrupto, además avala la larga vida de cualquier dictadorcillo de mierda que pretenda pasar medio siglo robando y sometiendo a su habitantes.
Que no cesen las noches y días de prisión en el país de las dictaduras más largas del mundo.
¡Heil, Caudillo! ¡Heil, Caciques!

No es cansancio, es asco por el toque de queda marcial del fascismo, todas las putas noches prisión incondicional con los serenos pululando junto con las ratas. Y la humillación diaria de un bozal para hacer del ciudadano una cosa enferma, sumisa y anodina, sin voz. Luego les darán unas papeletas para votar en un acto teatral, no las contará ni dios y los que llevan bozal, aplaudirán su democracia y prisión de mierda.
Cansancio sería una noche de ataque a las fuerzas fascistas españolas; pero como no las hay, solo es asco por el que se recuerda la dictadura franquista.
Yo también sé psicología de mierda.

¡Qué tontería! España es podridamente fascista, no hay ningún problema jurídico. El problema del fascista solo lo tiene en el tamaño de su polla, siempre tan mortificado por lo pequeñita que es.
Aprisionan a todos cuantos les apetece, cuando quieren. Además, en España no existen jueces no fascistas, coño.
Pueden hacer lo que quieran y además decretar el derecho de pernada de nuevo, antes de que a la novia se la folle el novio.