La verdad, más que pensar en la habilidad de los monos, pienso en la torpeza humana y en un laboratorio un tanto rústico; algo así como una chabola de gitanos.
Tal vez, los monos pasaron una noche de botellón y se sintieron gamberros. ¡Psé!
Eso, sumado a la natural negligencia humana…
En España hubiera pasado lo mismo; pero tras no encontrar lo robado por los monos, la policía asaría a tiros a los que estuvieran cerca, culpables o no.
Luego, el Régimen Español hubiera encargado a su prensa un artículo que explicara que el coronavirus español ha mutado la inteligencia de los primates. Y a pesar de ello, las heroicas fuerzas de seguridad, dieron caza a los simio-delincuentes.
Al Régimen Español no le tiembla la mano midiendo playas, prohibiendo que la gente descanse en la arena y cazando monos superlistos.
Para congraciarse con los animalistas, el Régimen Español, hubiera elaborado también un video televisivo de monos con mascarillas rascándose los genitales con absoluta tranquilidad en la rama de un árbol, loando la nueva normalidad tras el robo de las libertades por el cuento del coronavirus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s